Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 junio 2009

SOMOS SUS MANOS

 

panypescados

Juan 6: 1 – 15

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=Juan%206:%201-15;&version=61;

 

“¿De dónde compraremos pan para que coman estos?”

 

 

 

Recuerdo que en ocasiones nuestra iglesia planificaba excursiones al campo para pasar el día en un lugar agradable, lejos de la ciudad. Este pasaje bíblico me llamó la atención porque dice que había mucha hierba en aquel lugar. Jesús vio la multitud que le seguía y como sabia ya lo que había de hacer buscó un lugar limpio y cómodo donde pudieran comer tantas personas. Entonces para probarlo preguntó a Felipe de dónde comprarían pan para todos.

 

La situación de esta historia se repite en todos los tiempos. El mundo hambriento busca a Jesús porque de alguna manera ha oído sus hechos poderosos y Él tiene siempre en mente a su pueblo para que actúe en representación suya. Nosotros por otra parte somos incapaces de hacer algo y por lo general pensamos en soluciones humanas, sin tener en cuenta al Salvador Divino que tiene todas las respuestas a las necesidades del mundo. Dios siempre ha querido usar a su pueblo para que sea el portador de sus bendiciones, Él desea que seamos sus manos, solo debemos estar dispuestos. Me conforta saber que sus discípulos fueron obedientes aún sin saber lo que el Maestro iba a hacer.

 

Si hemos de ser las manos de Dios en esta tierra, precisamos tener su visión para poder ver las multitudes hambrientas; tener también un corazón compasivo para llevar a lugares de delicados pastos a las ovejas descarriadas que no tienen pastor; y aún cuando no veamos cómo alimentarlas, esperar que el Señor poderoso realice el milagro, obedientes a sus ordenes con la fe que Él demanda.

 

 

 

“Cinco panes y dos peces serán suficientes para Jesús.”

 

 

Escrito por: Yusin Pons.

 

Read Full Post »

HORMIGAS

 

hormigas

Proverbios 6: 6 – 11

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=proverbios%206:6-11;&version=61;

 

“Ve a la hormiga oh perezoso, mira sus caminos y sé sabio”.

 

 

El lector de esta crónica  puede haberse extrañado al leer el titulo: “Hormigas”. ¿Qué se puede rescatar de ellas? Si están en las casas, ¡cuántas veces invaden las alacenas o despensas familiares de alimentos inutilizándolos! Y si es en las huertas de vegetales o quintas de frutales, ¡cuánto cuesta mantenerlas “a raya”!

 

Podemos matarles una por una pisándolas o aplastándolas con un martillo; pero esto tendría características de humorada, ya que es imposible hacer lo mismo con todas. Hoy se controlan utilizando insecticidas con base química.

 

Sin embargo, Dios  presenta las hormigas como ejemplos de ciertas actitudes.

 

Puede ser la laboriosidad, o la “ingeniería” de sus caminos y sus intricadas galerías subterráneas. También por su sentido de solidaridad y cooperación; cuando el botín encontrado es grande, son muchas las que acometen la tarea de destrozarlo en pequeñas porciones para llevarlas luego a sus depósitos. Y sin celos de unas por los trabajos de las otras, haciéndolo todas para el bien común.

 

¿Y que decir del orden como marchan? Sin jefe o capitán, saben a donde ir luego donde regresar. “Instinto”, decimos.  Y es verdad, hasta donde sepamos, no hay inteligencia que gobierne sus movimientos y acciones.

 

¿No estaremos olvidando que Dios, que las creó, las dotó de ese instinto al hacerlo? Luego nos hace ver en ese pequeño insecto actitudes que pueden aún convertirse en ejemplos de convivencia. Y hasta en los terrenos de la vida cristiana pueden servirnos de desafío para un servicio más eficiente al Señor.

 

 

 

“Aún en la creación de lo pequeño, descubramos la grandeza del Creador”.

 

 

 

Escrito por: David J. Corvino.

Read Full Post »