Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘La crónica REFLEXION’ Category

¿Enojado?

enojo

“Pero cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio”

V. 22

Mateo 5:21-26

¿Se ha enojado alguna vez? Es parte usted del grupo de personas que dicen: “Yo no me enojo sino una sola vez por año……. El problema es que el enojo me dura todo el año”. No hay duda que uno de los principales enemigos de las relaciones entre familiares y aún hermanos en la fe, es el enojo.

¿Qué es el enojo? Según la Biblia, es la internalización de la ira. Es una condición emocional permanente que tiene como propósito la venganza. No es solamente un sentimiento pasajero, es una actitud pecaminosa. Por lo anterior, Jesús equipara el enojo al asesinato. Quien se enoja contra su hermano es como si cometiera un asesinato emocional, de tal manera que recibe la sentencia de culpable ante el tribunal de Dios.

¿Cómo tratar con el enojo? La única solución divina para el enojo humano es la reconciliación, el dialogo constructivo, cuyo resultado es la restauración de las personas. ¿Quién debe iniciar ese diálogo? Cualquiera de los implicados, no solamente el que está enojado sino también el ofensor.

Las palabras de Jesús bien pudieran parafrasearse así: “Si estás en la iglesia adorando a Dios y recuerdas que tu hermano está enojado contigo o que tú está enojado con tu hermano; si tienes una deuda con alguien, ya sea económica o moral, una ofensa o herida, levántate, ve donde tu hermano, dialoga con él, pídele perdón o perdónale por las ofensas y heridas recibidas, reconcíliate con él antes de que te metas en la cárcel de resentimiento, y entonces sí regresa para continuar adorando al Señor”.

“No se ponga el sol sobre vuestro enojo…… no hace bien”.

Dionisio Orjuela R.

Anuncios

Read Full Post »

SOMOS SUS MANOS

 

panypescados

Juan 6: 1 – 15

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=Juan%206:%201-15;&version=61;

 

“¿De dónde compraremos pan para que coman estos?”

 

 

 

Recuerdo que en ocasiones nuestra iglesia planificaba excursiones al campo para pasar el día en un lugar agradable, lejos de la ciudad. Este pasaje bíblico me llamó la atención porque dice que había mucha hierba en aquel lugar. Jesús vio la multitud que le seguía y como sabia ya lo que había de hacer buscó un lugar limpio y cómodo donde pudieran comer tantas personas. Entonces para probarlo preguntó a Felipe de dónde comprarían pan para todos.

 

La situación de esta historia se repite en todos los tiempos. El mundo hambriento busca a Jesús porque de alguna manera ha oído sus hechos poderosos y Él tiene siempre en mente a su pueblo para que actúe en representación suya. Nosotros por otra parte somos incapaces de hacer algo y por lo general pensamos en soluciones humanas, sin tener en cuenta al Salvador Divino que tiene todas las respuestas a las necesidades del mundo. Dios siempre ha querido usar a su pueblo para que sea el portador de sus bendiciones, Él desea que seamos sus manos, solo debemos estar dispuestos. Me conforta saber que sus discípulos fueron obedientes aún sin saber lo que el Maestro iba a hacer.

 

Si hemos de ser las manos de Dios en esta tierra, precisamos tener su visión para poder ver las multitudes hambrientas; tener también un corazón compasivo para llevar a lugares de delicados pastos a las ovejas descarriadas que no tienen pastor; y aún cuando no veamos cómo alimentarlas, esperar que el Señor poderoso realice el milagro, obedientes a sus ordenes con la fe que Él demanda.

 

 

 

“Cinco panes y dos peces serán suficientes para Jesús.”

 

 

Escrito por: Yusin Pons.

 

Read Full Post »

HORMIGAS

 

hormigas

Proverbios 6: 6 – 11

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=proverbios%206:6-11;&version=61;

 

“Ve a la hormiga oh perezoso, mira sus caminos y sé sabio”.

 

 

El lector de esta crónica  puede haberse extrañado al leer el titulo: “Hormigas”. ¿Qué se puede rescatar de ellas? Si están en las casas, ¡cuántas veces invaden las alacenas o despensas familiares de alimentos inutilizándolos! Y si es en las huertas de vegetales o quintas de frutales, ¡cuánto cuesta mantenerlas “a raya”!

 

Podemos matarles una por una pisándolas o aplastándolas con un martillo; pero esto tendría características de humorada, ya que es imposible hacer lo mismo con todas. Hoy se controlan utilizando insecticidas con base química.

 

Sin embargo, Dios  presenta las hormigas como ejemplos de ciertas actitudes.

 

Puede ser la laboriosidad, o la “ingeniería” de sus caminos y sus intricadas galerías subterráneas. También por su sentido de solidaridad y cooperación; cuando el botín encontrado es grande, son muchas las que acometen la tarea de destrozarlo en pequeñas porciones para llevarlas luego a sus depósitos. Y sin celos de unas por los trabajos de las otras, haciéndolo todas para el bien común.

 

¿Y que decir del orden como marchan? Sin jefe o capitán, saben a donde ir luego donde regresar. “Instinto”, decimos.  Y es verdad, hasta donde sepamos, no hay inteligencia que gobierne sus movimientos y acciones.

 

¿No estaremos olvidando que Dios, que las creó, las dotó de ese instinto al hacerlo? Luego nos hace ver en ese pequeño insecto actitudes que pueden aún convertirse en ejemplos de convivencia. Y hasta en los terrenos de la vida cristiana pueden servirnos de desafío para un servicio más eficiente al Señor.

 

 

 

“Aún en la creación de lo pequeño, descubramos la grandeza del Creador”.

 

 

 

Escrito por: David J. Corvino.

Read Full Post »

ADORACIÓN: ¿A QUIEN?

 dios

 

Apocalipsis 22: 1 – 9

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=apocalipsis%2022:1-9&version=61

 

 

“Y me dijo Adora a Dios”.

 

 

La Biblia llega a la última página. Podemos imaginarnos a Juan abrumado por todo lo que le ha sido revelado en su exilio y eso nos ayudara a admitir que podía cometer algún error. Eso es lo que le ocurrió; suele ocurrir en los momentos en los momentos especiales de la vida cuando queremos reconocer a aquellos que nos han hecho bien. Un ángel le había servido de guía en aquel magnifico recorrido. Juan sintió que tenía que hacer algo muy especial. Se echó al suelo ante aquel ser excepcional y quiso adorarle.

 

Entonces aparece la palabra clave: “Pero”. El ángel lo detuvo: “No lo hagas” y, después de aclararle quien era él, agregó: “¡Adora a Dios!” Oportuna y justa aclaración del consiervo como se designa a sí mismo, a Juan antes que cometiese el error.

 

Adorar es reconocer que estamos ante algo divino. Es lógico que solo Dios es divino y solo debemos adorarle a él. Término este que solo usamos referido a Dios.

 

Es bueno ser agradecido e incluso es nuestro deber reconocer a aquellos que nos ayudan a ver la gloria de Dios. Pero debemos tener cuidado de que nuestro respeto no se convierta en adoración.

 

Debemos evitar que los demás nos adoren. Es una tentación muy humana la de sentimos halagados. Debemos cumplir con lo que Dios nos indica y, si él así lo quiere, recibiremos la gratitud de aquellos a quienes hemos beneficiado.

 

Agradeceremos si llega esa bendición, pero alejaremos con amor la actitud de quienes nos den a nosotros el culto que solo se debe al Señor de señores.

 

 

“Dios nos creo para que le adoremos solo a Él”.

 

 

Escrito por: Arnoldo Canclini.

 

Read Full Post »

NECESIDAD HUMANA

 

ElHijoProdigo

Lucas 15: 11 – 17

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=lucas%2015:11-17&version=61

 

 

“… pero nadie se las daba”.

 

 

 

Nadie le daba al hijo prodigo aquellas cáscaras que él ardientemente envidiaba a los cerdos que estaba cuidando. Él había dado al mundo todo lo que tenía; todo a manos llenas, sus bienes, sus energías, sus sonrisas, lo mejor de su juventud, sus afectos, y también su honor y su conciencia. Y ahora que se moría de hambre, ¡el mundo no le daba nada!

 

Pero antes, ¿le había dado algo el mundo? Posiblemente él le había pedido la felicidad, una felicidad exuberante, sin límites. ¿Y qué le había dado el mundo?  Nada más que la satisfacción rápida, violenta, de sus más bajos deseos, y en los momentos de repentino despertar, desengaño y cansancio. Le había pedido al mundo la felicidad, y el mundo le dio el placer, sobre todo el de los sentidos; el placer que deja al alma árida y presa de una sed cada día más fuerte. Y ahora quería satisfacerse con la cáscara que comían los cerdos. Aquellas cáscaras, aunque se las hubieran dado, no habrían podido saciarlo. Eran cortezas vacías, sin nada de sustancia; vacías… como los placeres que da el mundo.

 

Parece que teóricamente lo comprendiéramos, pero sin embargo seguimos en la tremenda contradicción de nuestra naturaleza que hace que, prácticamente, después de cada desilusión, sabiendo muy bien que el mundo no tiene respuestas adecuadas para nosotros, no volvemos a él, nos volvemos al pecado.

 

El hijo pródigo se volvió  a su padre y allí encontró las respuestas que necesitaba. Eso es lo que tenemos que hacer. No más concesiones al mundo, regresemos al Padre.

 

 

 

“Que Dios nos quite el amor a las cosas pasajeras”.

 

 

 

Escrito por: José Beltrami

 

Read Full Post »

TENGO HAMBRE

 pan

Santiago 1: 2 – 11

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=santiago%201:2-11&version=61

 

 

“… Porque el que duda es semejante a la onda del mar…”

 

 

 

Tengo hambre, frase normal en un niño de tres años ante su mamá; su progenitora de inmediato le ofrece una de chocolate con una galleta, el niño la mira a los ojos y le dice: madre, ¿estás segura que este chocolate no me va a caer pesado?, ¿su grasa, no me va taponar las arterias?, ¿no me causar adicción al chocolate?, ¿no voy a sufrir de sobrepeso? La madre confundida, decide no darle este alimento. Me imagino, cuando en oración yo le digo a Dios: Señor, si lo que te pido me ha de apartar de ti, entonces, no me lo concedas.

 

Si a Dios le confirmo que no soy capaz con sus bendiciones, es difícil que Dios me las envíes. Poner condiciones a Dios, es dudar que el Señor nos capacita, la bendición de Dios no agrega carga, ni es causa de tribulación, su bendición es perfecta. Dios sabe qué es lo que necesitamos, no nos pondrá una carga mayor que la que podamos resistir, por lo tanto, las bendiciones de Dios son perfectas, y son eso, bendiciones y no cargas. Si el Señor nos la concede, es porque podemos con ellas, pídele a Dios sabiduría, para saber cómo administrar sus bendiciones, y poder compartir lo que Él, tan generosamente, nos da. Dar es mejor que recibir, dando es como recibo; al compartir lo que Dios me da, eso es agradable al Señor. Nunca des esperando recibir, simplemente da y jamás faltara la bendición en tu vida.

 

 

 

 

“Vive para bendecir con las bendiciones que Dios te da”.

 

 

 

Escrito por: Mario Gil G.

 

Read Full Post »

LUGAR DE ADORACION

 

Templo

Juan 4: 1 – 26

 

http://www.biblegateway.com/passage/?search=Juan%204:%201-26&version=61

 

“Dios es Espíritu, y los que lo adoran, en espíritu  y en verdad es necesario que le adoren”

 

 

 

Cuando mi hija tenía siete años, junto a otros niños, fue a almorzar con el presidente de la República. Para nosotros fue un acontecimiento. Llevó vestido nuevo y estaba realmente impecable. Tomamos fotografías y aún hoy recordamos haber estado en la casa presidencial como un hecho muy especial. Esto me hace pensar en la convocatoria que al menos tenemos un día en la semana en la Casa de Dios. Allí llegamos portando nuestra ofrenda de gratitud, y de alabanza. Queremos recibir su consuelo y escuchar su consejo. Pero también vamos a encontrarnos con personas que desean adorar al Señor.

 

El Señor Jesús le indicó a la mujer de Samaria donde encontrar a Dios. Ellos acostumbraban a ir al templo para adorar. La mujer tenia clara la existencia de Dios pero no sabia donde hallarlo. No imaginaba que estaba frente al Salvador. El Señor  se revela  a ella, y le dice algo más trascendente. Ahora los que quieran adorar a Dios no lo hacen ni aquí ni allá, sino lo harán en espíritu y en verdad. Por tanto, Dios no habita ni en tal lugar ni en el otro. Morara en aquel corazón sincero y abierto que anhele recibirle. El Apóstol Pablo dice que somos templo del Espíritu.

 

Cuando vamos a la casa de Dios, llevamos a Jesús en nuestro corazón, como cuando andamos por cualquier lugar. Pero el reunirnos es bueno y delicioso, como lo veía el Salmista. Su presencia es paz y gozo. Ella nos hace bendecir y ser bendecidos a la vez.

 

 

 

“No deje de congregarse, es una mala costumbre”.

 

 

 

Escrito por: Alicia Ituarte. 

 

Read Full Post »

Older Posts »